viernes, 27 de marzo de 2015

POESÍA PARA PAPÁ

Cualquier día es bueno para recibir felicitaciones, y por eso os dejamos hoy la poesía que aprendieron los niños de 5 años de nuestro cole para felicitar a sus papás el Día del Padre.
Es increíble comprobar la facilidad que tienen los niños para aprender con rapidez todo tipo de recursos orales.

                             -pincha en la imagen para escuchar el audio-




martes, 24 de marzo de 2015

CUENTO: EL NIÑO QUE PUDO HACERLO

Hay un tipo de cuentos muy especiales, como éste por ejemplo, pues son 

Cuentos para entender el Mundo.






EL NIÑO QUE PUDO HACERLO...


Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa que lo cubría.

domingo, 22 de marzo de 2015

NUEVA FORMA DE INTERVENCIÓN EN EL AULA

Este artículo está copiado íntegramente del sitio web: Justifica tu respuesta, espacio educativo para docentes, de Santiago Moll.

Consideramos que nos ofrece una forma diferente de plantearnos nuestra intervención en el aula usando una nueva metodología.

  • ¿Qué le pasa a un docente el primer minuto de clase? A propósito de la escucha activa.

                


Para explicar lo que le pasa a un docente al inicio de una clase me he servido de esta sencilla infografía que creo que me ayudará y te ayudará en el propósito de enseñarte cómo enfocar la escucha activa desde el primer minuto que estás dentro de un aula.
Como puedes observar en esta infografía, hay cuatro fases para la escucha activa. A continuación, iré explicando una a una en qué consisten.


Fase 1. 
  • Alumno: Acaba de finalizar una clase y uno de los alumnos tiene un problema personal, académico o de salud que quiere tratar contigo. Tú aún no has llegado al aula, pero este alumno te está esperando porque quiere explicarte su problema justo cuando entres, es decir, te está esperando ansiosamente. En ese momento el problema del alumno le ocupa completamente (círculo rojo).
  • Docente: Te dispones a entrar en el aula. Es posible que sea tu primera clase de la mañana, que acabes de llegar del centro, que acabes de salir de otra clase, que salgas de la sala de profesores, de una guardia o de una reunión. Aquí lo importante, o sí, no es dónde vengas, sino hacia dónde te diriges y en qué condiciones te diriges. Mientras vas a la clase del alumno y su problema, tienes en la cabeza preocupaciones muy diversas:
    • Asuntos personales
    • Asuntos profesionales
    • Asuntos relacionados con tu salud
    • Predisposición hacia el grupo (alumnos conflictivos, última hora de la mañana,…)
    • Material que necesitarás para dar la clase
    • Preparación mental de cómo enfocarás la clase (metodología).
En tu caso puedes observar que llegas a la clase con la cabeza completamente llena de asuntos, problemas, preocupaciones, miedos,… Así es como cruzas la puerta del aula. Acaba de empezar la fase 2.
2. Fase dos.
Aún no has cruzado la puerta que ya tienes delante al alumno que he citado anteriormente con su problema. Aún no has podido ni situarte, ni colocar tus cosas sobre tu mesa. Mientras tanto, el alumno te ha dicho que quiere hablar contigo, que es muy importante, que tiene un problema y que necesita contártelo en ese preciso momento, es decir, quiere compartir su gran problema contigo, pero ¿qué le pasa a tu cabeza? Efectivamente, lo has adivinado. Tu cabeza está complemantente llena de tus propios problemas. Está tan llena que no cabe ningún problema más y mucho menos un problema que no sea tuyo.

  • ¿Qué decisión es la que debes tomar como docente en ese momento? ¿De qué manera debes actuar?

En la infografía puedes observar la manera con que tu alumno invade tu mente y superpone su problema a los que tú ya tienes.
Fase 3. 
La fase 3 pasa exclusivamente por ti. De lo que se trata es de poder vaciar tu mente para que el problema del alumno pueda tener cabida. Cuando entras en un aula es fundamental hacerlo en cuerpo y alma. Si no eres capaz de dejar atrás los problemas con los que has entrado en el aula, difícilmente la clase te saldrá en condiciones. Una vez has vaciado tu mente para centrarte en dar la clase, es cuando viene lo más importante y es de qué manera podrás atender en el aula al alumno que tiene ese problema. Pues bien, aquí viene lo mejor. Sólo podrás atender a tu alumno si eres capaz de dejar de gestionar el aula para transformarla. ¿Cómo? No te asustes. Acaba de empezar la fase 4, la fase de la transformación del tiempo en el aula.

  • ¿Cómo dejar de gestionar el aula para transformarla?

Fase 4.
La distinción entre gestión transformación es esencial si quieres abordar el problema que le ha surgido a tu alumno. Y sólo podrás atenderlo de forma satisfactoria si eres capaz de transformar el tiempo que pasa en el aula. Déjame que te expique a continuación y de forma resumida la diferencia entre gestionar el aula y transformar el aula.
  • Gestionar el aula: Se gestiona el aula cuando se parte de un concepto más tradicional en el que la enseñanza es predominantemente magistral o unidireccional, es decir, el docente enseña y el alumno escucha. Si planteas esta forma de enseñar, te darás cuenta de algo muy sencillo y es que nunca tendrás tiempo para atender el problema del alumno porque siempre estás explicando a todos los alumnos al mismo tiempo.
Pero…
¿Y si les pidiera a mis alumnos que realizaran unos ejercicios? Así yo tendría la posibilidad como docente de hablar con el alumno que tenía el problema al inicio de la clase.
Personalmente, a mí esta solución no me convence. Y no me convence porque no transformas el tiempo, sino que sigues gestionándolo. ¿Por qué? Porque a los pocos segundos de empezar la actividad individual no sólo tienes el problema de ese alumno, sino tres o cuatros manos levantadas que piden que te acerques porque no entienden un determinado ejercicio.
  • Transformar el tiempo: Transformar el tiempo en el aula te permite disponer de un tiempo que puedes dedicar a atender las necesidades individuales de tus alumnos de una manera satisfactoria. Transformar el tiempo en el aula te permite dejar de enseñar conceptos para enseñar todo lo relativo a la inteligencia emocional, incluso puedes atender la diversidad que haya en el aula.
Pero..

  • ¿Cómo se consigue transformar el tiempo en un aula?
El tiempo transformado. Cómo enseñar sin enseñar.
Hay varias fórmulas que te permiten dejar de transformar el tiempo para transformarlo. Hoy me centraré sólo en una y que me servirá para abordar y atender el problema del alumno. En concreto, la fórmula sería la de aplicar o formar grupos de aprendizaje cooperativo. Sobre cómo formar grupos de aprendizaje cooperativo te remito al siguiente enlace.

  • El aprendizaje cooperativo como metodología para la transformación del tiempo.
Cuando llevas a cabo la metodología de los grupos de aprendizaje cooperativo, tienes la posibilidad de transformar el tiempo porque con una buena selección de lo que se denominan los grupos base, pues crear entornos en los que cada grupo pueda aprender no de ti, sino de los integrantes de su grupo. Y no sólo aprender, sino cooperar. En el momento en el que tus alumnos pueden aprender algo por sí mismos es cuando tú te liberas del tiempo para dedicarlo a tus alumnos y, cómo no, para dedicarle todo el tiempo que creas preciso al alumno que tiene el problema. Además, puedes abordar discretamente el problema sin salir del aula y sin pedir ayuda externa de otro docente. Mientras tus alumnos aprenden entre sí a través de las pautas que les has dado, tú puedes dejar de enseñar conceptos para trabajar las emociones, para abordar la resolución de conflictos, para abordar la escucha activa y tratar de resolver el problema del alumno.
Hazte ahora la siguiente pregunta
Docente, ¿cuántas veces enseñas algo en el aula que los propios alumnos podrían aprender entre ellos?

  • La escucha activa en el tiempo transformado. A modo de conclusión.
No quiero extenderme más porque este no quiere ser un artículo de llegada, sino de partida. Creo que has podido entender cuál es el valor, cuál es la finalidad del tiempo transformado. Un tiempo que más que un tiempo se convierte para ti y para el alumno y su problema en una opotunidad extraordinaria de trabajar las emociones, de practicar la escucha activa, de fomentar la escucha empática. Sí, la escucha empática. Una escucha que no es la escucha de las palabras, sino de los sentimientos.
La educación es tiempo, Santiago Moll

sábado, 21 de marzo de 2015

Dia Mundial del "SÍNDROME DE DOWN"

En nuestras primeras entradas tratamos de invitaros a visionar el maravilloso cortometraje "Cuerdas", sobre un niño con Parálisis Cerebral, y no fuimos capaces de encontrarlo. Hoy,  Día Mundial del Síndrome de Down,  buscando el vídeo sobre la campaña "La vida no va de cromosomas", nos hemos encontrado también con el cortometraje citado, por lo que aprovechamos a hacer nuestro particular homenaje a todas las personas que sufren cualquier tipo de discapacidad, pues son unos luchadores natos, tanto ellos como sus familias, y se merecen todo nuestro apoyo y reconocimiento. 





"CUERDAS"






jueves, 19 de marzo de 2015

EL MUNDO DE LAS PERSONAS CON TEA



En nuestra página "AUTISMO Y MÁS" podéis ver dos nuevos vídeos que nos ayudan a entender un poco mejor el mundo de las personas con Trastorno de espectro Autista.


miércoles, 18 de marzo de 2015

NUEVAS Y MÁS CANCIONES

Os dejamos muchas canciones en nuestra página RECURSOS ORALES, esperando que a nuestros peques les guste escuchar y cantarlas.

                       Resultado de imagen de niños cantando

CANCIÓN: ME TRANQUILIZO


Resultado de imagen de niños nerviosos   Pinchando en la imagen podrás acceder a nuestra página sobre TDAH y escucharás una bonita canción para ayudar a nuestros niños a controlar las situaciones de estrés.




domingo, 15 de marzo de 2015

HABILIDADES METAFONOLÓGICAS

Hoy queremos tratar sobre la importancia de las habilidades metafonológicas, sobre todo en la edad en que los niños se inician en el aprendizaje del complejo proceso de la lecto-escritura.
Si deseamos que el niño tenga éxito en dicho proceso, debemos diseñar de forma cuidada un programa que desarrolle y mejore todos los elementos que intervienen en la competencia de  las habilidades metafonológicas.

Las actividades deberían tener en cuenta tres niveles de segmentación fonológica: 

1.- Segmentación léxica
El objetivo de este contenido es reflexionar sobre las palabras que contienen las oraciones. La construcción de la frase se realiza a través de dos opciones:

a) a partir de la comunicación oral de un hecho significativo: en este tipo de actividad son los alumnos los que expresan algo referente a un hecho 
significativo (cuento, su dibujo, vocabulario de la Unidad Didáctica que se esté trabajando, del estudio de un fonema,etc). Ante esta situación, el maestro recoge el mensaje oral y lo devuelve con una estructura clara, comprensiva y pictografiada; y

b) el maestro inicia la frase a partir de elementos gráficos que va introduciendo. En este tipo de construcción de la frase es el maestro quien, partiendo de unos elementos gráficos, va preguntando a los niños: ¿qué es?, ¿cómo es?, ¿dónde está?, ¿qué hace?, etc; los alumnos tienen que responder a esas preguntas quedando, al final, la frase escrita y pictografiada.
Se realizan actividades tales como: ordenar y desordenar frases;contar a base de palmadas las 
palabras que hay dentro de una frase;omitir palabras dentro de una frase; comparación del número de palabras de una frase a otra; representación de cada palabra mediante rayas, círculos o cuadrados; 
inversión de palabras dentro de la frase; descubrir lo que no es igual dentro de dos frases; añadir palabras a una frase; y suprimir palabras de una frase sin que se pierda su significado.

También se trabaja en la construcción de la escritura de la frase siendo sus pasos los siguientes: 
a) contar el número de palabras de la oración con la ayuda de palmadas; b) representar cada una de las 
palabras mediante rayas, círculos o cuadrados; c) establecer un vínculo entre la oración y su representación gráfica a través del cual el niño indica 
qué palabra es representada por cada segmento;
d) escribir dentro de cada representación gráfica la palabra que corresponde; y e) se termina con la escritura de la frase completa. 

2.- Segmentación silábica
El objetivo de este contenido es que el niño tome conciencia de que una palabra está formada por unidades más pequeñas que se pueden articular y que juntas forman palabras. Las palabras siempre deben partir de contextos significativos para el niño: los nombres de los alumnos, título de un cuento, de una experiencia, vocabulario de la unidad didáctica, de un dibujo, etc.
La secuencia de las actividades para desarrollar la conciencia silábica se efectúa atendiendo al criterio de menor a mayor dificultad. Por consiguiente, se comienza con actividades de síntesis a través de tareas de unión de segmentos silábicos para 
formar e identificar palabras; para seguir con actividades de análisis, siguiendo el siguiente orden en su implementación: 
a) contar sonidos silábicos de una palabra; 
b) representarlos en tiras gráficas o mediante círculos; 
c) identificar sonidos silábicos empezando por la posición inicial, siguiendo por la final, para terminar con la posición media; 
d) actividades de añadir sílabas a una palabra en posición inicial, continuando por la final, para terminar con la posición media; 
e) comparación de segmentos silábicos siguiendo el mismo orden que las tareas anteriores; 
f) omisión de sílabas comenzando por la última, para proseguir por la sílaba inicial y terminar con la del medio; y 
g) tareas de inversión silábica de palabras, siendo estas palabras bisílabas, al igual que cuando se trabaja con la segmentación silábica en posición media, las palabras deben ser trisílabas. 

3.- Segmentación fonémica
En el programa de intervención la segmentación fonémica se trabaja enEducación Infantil de 5-6 años, debido al alto nivel de abstracción que supone esta actividad. Para desarrollar la segmentación fonémica se diseñan actividades de síntesis y de análisis. Al igual que con la segmentación silábica, primero se trabajan las tareas de síntesis a partir de la unión de sonidos a pseudopalabras para formar palabras. Posteriormente, se continúa con las actividades de análisis siendo éstas trabajadas de menor a mayor dificultad: 
a) contar sonidos fonémicos de una palabra; 
b) representación de sonidos fonémicos en tiras gráficas; 
c) identificación de sonidos fonémicos empezando porla posición inicial, siguiendo por la final, para terminar con la posición media; 
d) actividades de añadir segmentos fonémicos a una palabra en posición inicial, continuando por la final, para terminar con la posición media; 
e) comparación de segmentos fonémicos siguiendo el mismo orden posicional que con las tareas anteriores 
f) omisión de segmentos fonémicos comenzando por la última sílaba, para proseguir con la sílaba inicial y terminar con la sílaba media; y 
g) tareas de inversión de segmentos fonémicos.


Las habilidades fonológicas deberían enseñarse previas o durante el inicio al acceso de la lecto-escritura, ya que la introducción de juegos y 
actividades que requieran analizar el lenguaje en el ámbito fonológico parecen desarrollar habilidades fonológicas que son necesarias para acceder a la lectura y a la escritura. Por lo tanto, dichas habilidades deberían formar parte del curriculum de Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria. 

A modo de resumen, queremos finalizar este tema destacando la necesidad de desarrollar las habilidades fonológicas en las etapas tempranas para el acceso inicial a la lectura y a la escritura, y la relación existente entre el lenguaje oral y el lenguaje escrito. Por tanto, podemos interpretar que el entrenamiento de habilidades metafonológicas 
desarrolla la conciencia fonológica léxica, silábica y fonémica y facilita el acceso a la lecto-escritura. Por todo ello, se debería diseñar programas de desarrollo de la conciencia fonológica en el camino hacía la adquisición de la lectoescritura.

Información extraída del estudio hecho y Publicado en la Revista Educación, Desarrollo y Diversidad, de la Asoc. Europea para el Desarrollo de la Educación Especial (AEDES) 
Pilar Arnáiz, Juan-Luis Castejón, Mª Soledad Ruiz y José-Manuel Guirao 
Universidades de Murcia y Alicante.

Aquí os dejamos algunos ejemplos de ACTIVIDADES para trabajar la conciencia silábica. tomándolas prestadas de los materiales diseñados por orientación andújar. Podréis descargarlas, pinchando en los distintos enlaces.

https://www.dropbox.com/home/ATENCI%C3%93N_DISLEXIA?preview=Ejercicios-dislexia-segementacion-de-s%C3%ADlabas-en-im%C3%A1genes.pdf

https://www.dropbox.com/s/g8kurax3q9fdmvv/TARJETAS.pdf?dl=0


https://www.dropbox.com/s/ldg7uqujv2qsjz4/REVERSO%20TARJETAS.pdf?dl=0


https://www.dropbox.com/s/8n9qomq7xn69q9n/dADO%20TIC%20TAC%20BOOM.pdf?dl=0


miércoles, 11 de marzo de 2015

IMPORTANCIA DEL CUENTO EN LOS NIÑOS




Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia del cuento en la vida de los niños, pero hoy queremos desarrollar un poco más este aspecto, dando algunas claves de cómo poder sacarle partido a los distintos cuentos.
Por otro lado, también queríamos destacar el cuento escuchado, pues cada día les cuesta más a nuestros peques prestar atención a un cuento si no tienen un soporte visual -impreso o digital, a través del ordenador, la televisión, etc-, considerando que es muy importante desarrollar la capacidad de la atención auditiva con este tipo de propuesta.
De hecho, aquí os dejamos el cuento de La gallina Marcelina, que tanto les gusta escuchar en nuestras aulas -con el refuerzo del ordenador, a través de una bonita presentación-,  pero que ahora sólo podrán escuchar su audio, pinchando en la imagen.

                              Resultado de imagen de imágenes del cuento de la gallina marcelina

sábado, 7 de marzo de 2015

ONOMATOPEYAS

La importancia de las onomatopeyas

Las ONOMATOPEYAS son sonidos que producen animales, objetos, o expresiones que realizan los seres humanos. Producir onomatopeyas no es tan sencillo ya que conlleva a organizar un sistema lingüístico; debido a que en ellas se reproducen combinaciones posibles de sonidos o palabras que ayudan a los pequeños a estimular su lenguaje y a realizar una discriminación auditiva.

Dejando de lado el cómic, y algunas imágenes y claves visuales, no hay nada más clarificador el que la ONONMATOPEYA.
¿Por qué decir que se oyó un golpe si puedes decir "y se oyó BOOM"? Del mismo modo, la gente no se cae, qué va, hace PLOF. Y hacer algo rapidito y sin pararse es ir y PIN PAN PIN PAN. Esas son, por decirlo de algún modo, onomatopeyas más "universales" (o quizá no); luego cada persona tiene las suyas propias, como mucho compartidas con uno o varios amigos, que acaban siendo sustituto de cualquier palabra, hasta el punto que dejan de ser útiles porque se termina por tener que matizar cuál de todas las acepciones de la onomatopeya estás utilizando. 

Un caso real y cercano de onomatopeya personal lo encontramos en la siguiente frase:
"una salsa así como fua fua..." en la que "fua fua" tiene el significado de "espeso, consistente y abundante". Como puede observarse, pueden llegar a usarse como adjetivos muy precisos.